WOB Nidus: minimalista, ligero, sencillo

By Leave a comment
Nidus

En WOB pensamos que cuidar del bebé es mucho más que poner en manos de las familias un buen producto de puericultura. Es pensar en cómo es la llegada del bebé, cómo se teje la increíble relación entre el pequeño y su familia, padres, hermanos, abuelos… El bebé es el centro de la vida familiar incluso antes de nacer, mucho más durante sus primeros balbuceos. Esa primera infancia es una etapa de máxima sensibilidad, que sienta las bases de la persona que es nuestro hijo.

En la cultura japonesa, durante los 5 primeros años de su vida, el niño se convierte en el centro de atención de toda la familia. Es algo integrado en el día a día de la sociedad. Consideran que si el pequeño es feliz durante esos años, se convertirá en un adulto equilibrado, por lo que se procura respetar todas las fases de desarrollo del bebé, fundamentales en esta primera etapa de su vida. Esto requiere cuidar aspectos físicos básicos, como son el que el bebé mantenga siempre una postura adecuada a su nivel de desarrollo y maduración, que esté protegido de los esfuerzos por controlar su temperatura corporal (cambios bruscos de temperatura, luz excesiva, sol directo), y que no se vea expuesto a vibraciones excesivas bien por su frecuencia o por su intensidad.

Por otro lado, y debido a su ubicación, la población japonesa se enfrenta a dos limitaciones importantes: una geográfica y otra sísmica.

Monte Fuji

Debido a la orografía del terreno, la población debe concentrarse en espacios muy limitados de territorio, obligando a construir en altura. Para aprovechar al máximo el poco terreno disponible, los edificios deben crecer a lo alto. Pero la altura es aparentemente incompatible con la constante exposición a movimientos sísmicos diarios, ya que Japón se encuentra dentro del Cinturón de Fuego del Pacífico. Así que las soluciones en altura deben ser flexibles, no rígidas, ya que una estructura rígida soporta mucho peor la vibración. Los japoneses están mucho más expuestos a movimientos sísmicos que los habitantes de otras zonas del planeta, pero han logrado que su construcción en altura sea segura.

Si trasladamos esas limitaciones al entorno del cuidado del bebé, es fácil entender que resolver el confort del bebé en ausencia de los brazos de sus padres supone una dificultad importante para todos los fabricantes de carrocería. Pero mientras que en el norte y centro de Europa lo han resuelto con cochecitos grandes, dotados con ruedas de gran diámetro y amortiguación sofisticada, esa solución es inviable en Japón, donde la limitación de espacio les obliga a desarrollar cochecitos pequeños y ligeros, en los que la vibración no se transmita al pasajero.

WOB NIDUS es por tanto la adaptación a nuestra cultura de la solución japonesa, para atender con la máxima eficacia las necesidades del bebé, pero con un producto ligero y compacto. Porque las familias disponemos de muchas soluciones de corte nórdico, pero pocas opciones para quienes cuentan con limitaciones de espacio, o de peso, o para quienes simplemente quieren ofrecer a su bebé las mejores prestaciones sin que ello les cueste un esfuerzo físico innecesario.

¡Descúbrelo!

Tagged under:

Dejar un Comentario

Su dirección de email no será publicada