¿Hay que cambiar a una silla ligera? ¡Con la Wob de Nidus los tenemos todo en uno!

By Nidus Leave a comment
Cochecito Somoswob Nidus

Con mi primera hija tuvimos un capazo clásico, el trío con huevito para el coche y silla. La niña estaba comodísima porque era como una cama para ella, pero para ir por ciudad y luego vivir el día a día era un trasto, en los giros, las ruedas grandes, todo lo que nos daba comodidad para el capazo gigante, una estructura fuerte, un capazo amplio, eran luego inconvenientes a la hora de pasar a la silla.

Lo mismo a la hora de transportar, era imposible meter en el maletero. La verdad es que hace seis años no teníamos toda la información y el conocimiento que tenemos ahora y nos equivocamos en la elección. Tuvimos que cambiarla muy pronto a una silla ligera, pero no le gustaba, las sillas ligeras van siempre mirando hacia fuera, y la niña, acostumbrada a verme en el capazo o a ir en la mochila, no le hacía ninguna gracia perderme de vista, eso sin contar lo expuesta que quedaba al viento, al sol y la frío.

Somoswob Nidus 3

Una inversión que te dure más de tres o cuatro años

¿Es posible comprar solo un coche y que esa inversión te aguante hasta que la criatura deje de usar sillita? Hay varias cosas a tener en cuenta que para mi son clave para la elección:

  • Un capazo cómodo para el bebé, amplio y transpirable.
  • Una estructura con un buen plegado para el transporte.
  • Ligero y maniobrable para un uso urbano.
  • Silla con posiciones de cara y hacia el exterior.
  • Cubierto en invierno, fresco y con protección solar en verano.

Aquí es donde el Nidus de Wob destaca, su capazo blando, el colchón Dryfeel, totalmente lavable y transpirable, la estructura con un ancho de 55cm permite entrar en ascensores, metro o autobuses y manejarse por todos los terrenos, firme y con una mano sin trasmitir vibraciones del suelo al bebé.

La silla es comodísima, manteniendo además la posición en forma de 4 cuando el bebé está dormido que le permite dormir en una postura ergonómica con apoyos lo suficientemente estables y repartidos. La silla no se pliega todo y que se saca muy fácilmente y la estructura queda muy compacta, esta tiene muy poco peso para un fácil traslado. Se ha pensado en la comodidad, la firmeza y la estabilidad de la misma precisamente para poder darle un uso durante muchos años.

Somoswob Nidus 1

¿Nórdicos o Japoneses?

Desde hace tiempo vienen muy fuertes una tendencia nórdica de cochecitos. Grandes, robustos, ruedas amplias, altos y en los que la comodidad y el espacio de estructuras anchas son muy importantes, con sacos, guantes para el manillar y todo tipo de complementos más propios de países en los que tienen que rodar con nieve, que de un clima peninsular.

La filosofía japonesa lleva las sillas a un entorno más urbano, estrecho, a un confort ligero sin quitar prestaciones. Con un amplio espacio abierto en la cesta y un protector de lluvia fácil de colocar y guardar, se adapta a nuestro estilo de vida y clima, en el que las cremalleras para airear la capota o los tejidos transpirables son más importantes.

El manejo y plegado con una sola mano son clave para el día a día.

Somoswob Nidus 2

Una silla para todo el año

Hemos probado muchísimas sillas ligeras, sobretodo en verano, o en viajes, ya que no es lo mismo guardar una silla de equipaje de mano que llevar la estructura plegada o tenerla que facturar. En nuestro caso, que hacemos prácticamente todos los viajes en coche o en AVE la Nidus de WOB ha sido maravillosa, tiene un plegado que cabe en el tren sin problemas, y si lo que hay que hacer es ponerla en el maletero también es muy sencillo con lo plana que queda la estructura.

Cuando en verano la transpiración, la protección solar y la ventilación de la silla son primordiales, en invierno queremos una capota extensible que pare el viento, que se le pueda poner cómodamente un saco y que quede calentito y recogido. Aquí para mi en invierno ha sido fundamental poder seguir llevando a la niña de cara a mi, mucho más protegida de las inclemencias.

Ahora, con casi dos años, sigo llevando a la peque en la Nidus, de cara a mi y sigue siendo imprescindible para sus siestas si nos pilla el medio día fuera de casa. Su poco peso, manejabilidad junto con su estabilidad son dos grandes puntos fuertes que una vez pruebas no verás necesidad ninguna de cambiar a una silla ligera.

Annabel Verneda

Invitada especial, bloggera de maternidad desde el 2012 y sobre todo madre real que ha estado probando nuestro cochecito Wob Nidus.

Blog de maternidad http://lanavedelbebe.com/

Tagged under:

Dejar un Comentario

Su dirección de email no será publicada